Tokio 2020: Planes en marcha para asegurar éxito de Juegos

Durante una reunión celebrada el 2 de diciembre se ha presentado un resumen provisional de las contramedidas de COVID-19 que se adoptarán durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020, en el que se detallan los planes provisionales para los espectadores, los atletas, los voluntarios y el personal de los Juegos.

La reunión, presidida por el subsecretario de gabinete Sugita Kazuhiro, en representación del gobierno de Japón, incorporó una amplia revisión de las contramedidas de COVID-19, en el que también participaron representantes del gobierno de Japón, el gobierno metropolitano de Tokio (TMG) y Tokio 2020.

REVISIÓN DEL PROGRESO

Después de la reunión, Muto Toshiro, el CEO de Tokio 2020, dijo: “Las contramedidas de COVID-19 son el mayor desafío en la organización de los Juegos del próximo verano. Tras la decisión de posponer los Juegos, Tokio 2020 ha tomado medidas rápidas para hacer frente a esta situación sin precedentes.

“Como había un límite en cuanto a lo que el Comité Organizador podía hacer por sí mismo, reconocimos la necesidad de crear un grupo de trabajo compuesto por representantes del gobierno de Japón, el gobierno metropolitano de Tokio y el Comité Organizador, y propusimos su establecimiento a estas partes.

“Se decidió que los representantes del gobierno nacional lideraran este grupo de trabajo, dado que las contramedidas de COVID-19 son responsabilidad del gobierno nacional.

“Hemos establecido un marco que rige los movimientos y actividades de los atletas, incluyendo su entrada en Japón y los movimientos durante los Juegos, así como también para los espectadores y todas las demás personas involucradas”.

ATLETAS

Las medidas de control de la infección se aplicarán en cada etapa operacional; desde su llegada a Japón, su viaje a las ciudades anfitrionas, su participación en los Juegos y, por último, su salida de Japón.

El contacto con los atletas se mantendrá al mínimo y en Tokio 2020 se aplicarán medidas de cuarentena, incluyendo la realización de testeos a las personas con las que los atletas entren en contacto.

Además del “Olympic and Paralympic Preparation Track for Athletes” que está en marcha desde noviembre de 2020, se implementará un plan para los propios Juegos de Tokio 2020.  Esto permitirá que los atletas y los miembros del personal del extranjero entren en Japón con la condición de que se hayan tomado todas las medidas necesarias de control de la infección para que puedan participar en diversas actividades, incluidos el entrenamiento y la participación en las competencias, durante el período de autoaislamiento de 14 días después de su llegada.

Como parte del establecimiento y la garantía del cumplimiento de las normas que rigen el comportamiento de los atletas y el personal, en Tokio 2020 se llevarán a cabo testeos en el punto de llegada y salida de Japón, así como exámenes de salud y otras pruebas necesarias, incluidas las pruebas previas a las competencias, después de su entrada en Japón.

En la Villa Olímpica y Paralímpica se establecerá un centro de toma de muestras y una sala de análisis para la realización de pruebas.

Si se producen o se sospecha que se producen infecciones entre los atletas y el personal, el Centro de Control de Enfermedades Infecciosas del Comité Organizador Tokio 2020 (nombre provisional) se encargará de coordinar una pronta respuesta inicial, compartir información con los órganos competentes y gestionar la atención médica y las respuestas en materia de higiene necesarias.

A fin de proporcionar rápidamente atención médica y las instalaciones adecuadas a los atletas sospechosos de estar infectados, se establecerá una clínica ambulatoria de fiebre en la Villa Olímpica y Paralímpica en la que se proporcionarán servicios médicos y alojamiento diseñados para ayudar a la recuperación de los atletas.

Tokio 2020 formulará directrices para los asistentes y el personal de apoyo de los Para atletas destinadas a prevenir la propagación de la infección que tengan en cuenta el tipo específico de discapacidad.

ESPECTADORES

Tokio 2020 formulará directrices y las difundirá a su debido tiempo; se establecerán normas que regulen la forma de responder cuando un espectador se enferme en una sede de competencia. Además, se asegurarán las instalaciones médicas que permitan la hospitalización y la recuperación.

La decisión final sobre el número máximo de espectadores permitidos en las sedes se tomará en la próxima primavera. Estas cifras reflejarán el límite superior de espectadores en los eventos nacionales vigentes en ese momento y tendrán en cuenta los niveles de infección en Japón y en el extranjero. También reflejarán el resultado de los experimentos de prueba que se están llevando a cabo actualmente para determinar las consecuencias de elevar el límite superior de espectadores.

Con respecto a los espectadores extranjeros, en Tokio 2020 se examinarán medidas apropiadas para contrarrestar la infección, teniendo en cuenta la seguridad tanto de los espectadores como de los miembros de la comunidad local.

Para la próxima primavera se decidirán medidas concretas que reflejen los niveles de infección nacionales y mundiales en ese momento, la situación relativa a cualquier restricción en Japón sobre los viajes hacia y desde el extranjero y los eventos deportivos que se celebren hasta ese momento.

PERSONAL DE LOS JUEGOS

Tokio 2020 determinará las medidas apropiadas para los organizadores, los medios de comunicación, el personal de los Juegos y otras personas que participen en el funcionamiento de los Juegos, de acuerdo con el alcance y la naturaleza de su participación y la frecuencia de su contacto con los atletas.

Esas medidas abarcarán aspectos como su llegada y salida de Japón, así como los comportamientos y normas que se aplicarán.

PASOS A SEGUIR

Tokio 2020 seguirá debatiendo estos temas, así como ultimando los planes para evitar el amontonamiento en los eventos llevados a cabo en las calles, durante el Relevo de la Antorcha, en los Live Sites y en las Ceremonias de Apertura y Clausura, con el gobierno nacional, el gobierno metropolitano de Tokio, el COI, el IPC, cada federación internacional y el Comité Olímpico Nacional y el Comité Paralímpico Nacional de cada país.

El CEO Muto añadió: “En los últimos tres meses, hemos mantenido estas conversaciones con el gobierno de Japón, el gobierno metropolitano de Tokio y otras partes relevantes. Creo que hemos logrado los resultados esperados y que hemos dado otro paso en el camino mostrado en la hoja de ruta.

“En consecuencia, queremos expresar nuestro sincero agradecimiento a todas las partes involucradas por sus esfuerzos.

“Continuaremos trabajando estrechamente con todas las organizaciones relevantes para preparar unos Juegos seguros, mientras conseguimos la comprensión del público japonés”.

Fuente: Comité Paralímpico Internacional 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *