IPC CELEBRA LA RESOLUCIÓN DE LA ONU SOBRE LA IMPORTANCIA DEL DEPORTE POST COVID

El Comité Paralímpico Internacional (IPC) celebra la resolución adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGA) el 30 de noviembre que reafirma al deporte es un facilitador importante del desarrollo sostenible y explora en su rol para seguir construyendo la resiliencia global frente al COVID-19.

El deporte ha sido históricamente considerado por las Naciones Unidas como un contribuidor importante en la realización del desarrollo y de los objetivos de paz, en un sentido en que promueve la tolerancia y el respeto; la contribución que hace al empoderamiento femenino, a los jóvenes y las diferentes comunidades; y también a los objetivos de la salud, la educación y la inclusión social.

En su declaración, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoce el rol que «el Movimiento Paralímpico cumple en exponer los logros de los atletas con discapacidad a una audiencia global, actuando como un vehículo primario para ayudar a promover las percepciones positivas y una mayor inclusión de las personas con discapacidad en el deporte y en la sociedad».

Al mismo tiempo, alienta a «los Estados Miembros de las Naciones Unidas a incluir el deporte y la actividad física en sus planes de recuperación post COVID-19, integrar el deporte y la actividad física en sus estrategias nacionales para un desarrollo sostenible, tomando nota de las contribuciones que el deporte hace a la salud, para promover al deporte seguro como un contribuidor a la salud y el bienestar de los individuos y las comunidades».

También reconoce que «los deportes, las artes y la actividad física tienen el poder de cambiar percepciones, prejuicios y comportamientos, así como de inspirar a la gente, destruir barreras sociales y políticas, combatir a la discriminación y desactivar conflictos».

La resolución afirma «la invaluable contribución de los Movimientos Olímpicos y Paralímpicos en establecer al deporte como una forma única de promoción para la paz y el desarrollo» y respalda «la independencia y autonomía del deporte así como la misión del Comité Olímpico Internacional en liderar el Movimiento Olímpico y al Comité Paralímpico Internacional en encabezar el Movimiento Paralímpico».

Tras el comunicado de la UNGA, el presidente del IPC Andrew Parsons declaró: «Creemos firmemente en nuestro plan Change Stats with Sports (cambia las estadísticas a través del deporte) y por eso celebramos esta resolución de la Asamblea de las Naciones Unidas para fomentar su promoción como una herramienta para el desarrollo y la paz, creando un mundo más accesible e inclusivo para todos».

«La crisis del COVID-19 ha cambiado las vidas de cada ser humano en este planeta, pero ha tenido un impacto desproporcionado en la vida de las personas con discapacidad. Si ya representaban el grupo marginado más grande del mundo, COVID-19 ha hecho que eso sea aún peor, aumentando los niveles de discriminación y exclusión en muchas áreas vitales».

«Debemos reconstruir un mundo mejor y estamos seguros de que los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 serán fundamentales durante la recuperación después de la pandemia al colocar nuevamente la discapacidad en el centro de la agencia de inclusión».

El IPC está altamente comprometido con el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDG), aumentando su visibilidad en todo el Movimiento Paralímpico y en los próximos Juegos Paralímpicos, mientras cambia la narrativa en torno a la discapacidad. El trabajo del Movimiento Paralímpico cumple con 11 de las 17 metas del SDGs.

Fuente: Comité Paralímpico Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *